Según establece el  artículo 17.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, tras la reforma efectuada  mediante la D. F. 1ª de Ley 8/2013 de Rehabilitación  aplicable desde el 28 de junio de 2013-, para la instalación del servicio de ascensor es necesario un acuerdo de la Junta de propietarios adoptado por la mayoría de votos favorables del total de propietarios que representen, a su vez,  la mayoría de las cuotas de participación del total de propietarios. Antes de la reforma,  era necesaria una mayoría de 3/5,  salvo que la instalación del ascensor tuviera como finalidad la supresión de barreras arquitectónicas.

Esta mayoría se aplica, aunque la instalación del ascensor suponga la modificación del título constitutivo o de los estatutos.

La Ley 15/1995 de 30 de mayo, sobre límites del dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas, establece un derecho individual de instalación del ascensor. Así, aquellas personas mayores de 70 años o aquellos minusválidos que reúnan los requisitos del artículo 2 y 3 de la citada Ley, tras cumplir el procedimiento en ella establecido, podrán, a su costa, efectuar las obras de instalación o modificación siempre que no afecten a la estructura o fábrica del edificio, que no menoscaben la resistencia de los materiales empleados y que sean razonablemente compatibles con las características arquitectónicas e históricas del edificio. En caso de no contar con la colaboración de la Comunidad, el interesado o minusválido debe recabar el auxilio judicial mediante un procedimiento verbal.

POST ACTUALIZADO tras la reforma de la Ley 8/2003 de Rehabilitación.

CategoryASCENSORES

© Inmoabogados 2021 Aviso Legal 

logo-inmoabogados-10-aniversario