Quedan dos semanas para que la compra de viviendas nuevas o sobre plano se encarezca un 6%. La prórroga del tipo impositivo del 4% concluye el 31 de diciembre de 2012 (RDL 20/2011 Disposición Adicional 5ª). Esta circunstancia está ocasionando que muchos compradores estén firmando prácticamente «a ciegas» sus escrituras de compra y subrogación hipotecaria ( en la gran mayoria de los casos). Realmente, salvo «cuestiones muy graves», la urgencia puede justificarse si están en juego varias decenas de miles de euros.

Pero ¿toda escritura debe firmarse por el ahorro que supone el IVA? ¿cuáles son esas «cuestiones muy graves»? Creemos que al menos se pueden dar unos consejos elementales:

1º Es muy probable que, en muchas ocasiones, se prescinda de las aprobaciones administrativas (licencia de primera ocupación y cédula de habitabilidad) bajo la vaga argumentación del promotor de que no habrá ningún problema o que se dará en unos meses. Aquí, es elemental preguntar a los servicios técnicos municipales sobre si existe algún obstáculo relevante  que pueda perjudicar la contratación de los suministros que hacen posible la habitabilidad de la vivienda.

2º Además, la información del Registro de la Propiedad, días antes del otorgamiento, es del todo imprescindible y no debe renunciarse a ella bajo ninguna circunstancia. La existencia de embargos es razón suficiente para negarse a firmar.  No poder contratar suministros durante años o hacerlo de forma provisional, así como adquirir un inmueble con cargas son razones que justificarían una negativa a pesar del 6% de ahorro.

Por tanto, las cautelas elementales e irrenunciables serían: verificar la situación de las aprobaciones administrativas y la información registral que debe aportarnos el Notario unos días antes de otorgar la escritura.

© Inmoabogados 2020 Aviso Legal 

logo-inmoabogados-10-aniversario

  

webs amigas