La denegación o condicionamiento de la licencia de primera ocupación a la realización de obras de urbanización u otros trabajos, sólo se puede justificar si previamente en la licencia de obras ya se contemplaban dichas actuaciones como necesarias.

La jurisprudencia (SSTS de 4 de diciembre de 1985 y 14 de diciembre de 1998; verlas en PODER JUDICIAL) ha destacado la relación que existe entre la licencia de primera ocupación y la licencia de obras, de tal modo que, ni puede la Administración aprovechar aquélla para la revisión de ésta, imponiendo condiciones o limitaciones no exigidas al concederse la licencia de obras, ni el administrado apartarse en la ejecución de la construcción de los términos en que la licencia de obra fue concedida para defender, cuando la licencia de primera ocupación fuera denegada por esa desviación, que la construcción realizada también se adecuaba al planeamiento.